Cuando se tiene una piscina en casa, el placer y el disfrute se convierten en parte de tu rutina. Ahora, siempre es necesario mantenerla en óptimas condiciones, lo cual implica esfuerzo, dedicación y, realizarle un mantenimiento, nmínimo una vez a la semana.

Es importante tomar en cuenta todo lo que implica mantener una piscina en perfecto estado y, lo difícil que puede ser, y el tiempo que amerita, si no cuentas con los implementos necesarios. Es por ello, que a continuación, te dejamos todas las recomendaciones para que puedas adquirir el mejor limpiafondos o robot para tu piscina.

Recuerda que la función de estos equipos, consiste en aspirar y limpiar la suciedad de las paredes y del fondo de la piscina. Por eso, al momento de escoger un limpiafondos, es importante que sepas que no existe un único modelo, sino todo lo contrario, en el mercado hay una gran variedad de limpiafondos, con diferentes características y distintas prestaciones. Lo cual te podría complicar a la hora de elegir el que se adecúe más a tus expectativas.

Lo primero es identificar que los modelos se clasifican según dos tipos de funcionamiento: manuales y automáticos, éstos últimos vienen hidráulicos o eléctricos.  Lo segundo, es evaluar si el que tienes en casa es del tipo manual, te invito a que dejes esta técnica tan rudimentaria, para que elijas un limpiafondos automático, que es más práctico y  te aligera el trabajo.

Ahora, es necesario que a la hora de tomar la decisión de compra, tomes en cuenta ciertas características: dimensiones de la piscina, revestimiento de las paredes, tipo de fondo, modelo de escalera y forma de los bordes.

¿Cuál es el limpiafondos más adecuado para tu piscina?

Para escoger el limpiafondos que más te convenga, es fundamental que contemples el tamaño o dimensiones de tu piscina, ya que nunca será igual hacer la limpieza de una piscina pequeña con un limpiafondos manual que hacerlo en una piscina de grandes dimensiones, ya que el esfuerzo y el tiempo invertido serán el doble o el triple. Así que, si tienes una piscina grande, te recomendamos un equipo automático que sea eléctrico.

La forma de la estructura de la piscina, también, será de gran importancia, debido a que, si es cuadrada o rectangular sin muchos dobleces, facilitará su limpieza. Pero si, al contrario, tiene ángulos y otras formas, allí se podría complicar un poco más la función del limpiafondos y demorar el proceso de limpieza.

El revestimiento influye considerablemente y es un aspecto que deberás tener en cuenta al momento de escoger el limpiafondos. No es lo mismo aspirar unas paredes y fondo de cerámica o gresite que una de poliéster o liner. Cuando la piscina sea de cerámica, deberás escoger un modelo que sea capaz de limpiar toda la suciedad que se queda pegada en las uniones de las paredes, entonces el equipo deberá estar preparado para limpiar tanto el fondo, como las paredes.

Si por el contrario la piscina está fabricada en liner, no necesitarás un limpiafondos que suba paredes, ya que, al ser lisas, todo el sucio caerá al piso o al fondo de la piscina, sin que se quede adherido a las uniones.

En cuanto a las escaleras, deberás verificar, si son de la propia obra o de acero inoxidable. En el caso que tengas escaleras de obra, puede ser un poco más complicado, porque deberás escoger un equipo que limpie y gire en el espacio reducido de cada escalón. En cambio, todo será diferente si tienes escaleras de acero sujetas a los bordes, ya que no habrá ningún tipo de obstáculos para el barrefondo.

Otro aspecto a considerar son las formas de los bordes de la piscina, es decir, si son cuadradas o redondeadas. En este caso, cada modelo automático te especificará qué tipo de bordes es capaz de limpiar, eso lo encontrarás en las características de cada equipo.

Con toda esta información, no habrá mayor complicación, tan solo, debes conocer todo lo referente a tu piscina, y así, elegir el limpiafondos que se adapte a sus características.

Tipos de limpiafondos: eléctricos e hidráulicos

-Manuales: Este representa el modelo más sencillo y por eso son la alternativa más económica. Sin embargo, requieren realizar un mayor esfuerzo y trabajo de tu parte. Solo son recomendados para piscinas muy pequeñas.

-Automáticos: Sin duda alguna, es lo más cómodo que han inventado para la limpieza de tu piscina, ya que te hacen la vida más fácil, sin tener que invertir mucho esfuerzo y tiempo en su mantenimiento. Existen dos tipos, los hidráulicos y los eléctricos, su principal diferencia se basa en la fuente de energía para que funcionen perfectamente. Algunos tan solo necesitaran de la bomba que ya tienes, mientras que otros, son totalmente eléctricos y funcionan autónomamente.

ü    Hidráulicos de aspiración: Se conectan directamente a los skimmers o a la toma del limpiafondos de la piscina y debe activar el sistema de filtración de la misma. Éste debe estar en marcha para que vaya limpiando las paredes y el fondo, enviando todas las impurezas y suciedad al filtro de la bomba, en dónde quedará alojada hasta que se limpie.

ü  Hidráulico por presión: También se conecta a la bomba de la piscina, pero tienen su propio filtro, así evitas que todas las impurezas y suciedad llegue al filtro de la bomba, lo cual es una gran ventaja.

ü  Automáticos por presión de agua: Muy parecido al que mencionamos anteriormente, pero con la diferencia que no va conectado al sistema de aspiración de la piscina. Se conectan a una toma de impulsión y requieren de una bomba aparte. La suciedad que se recoge va directo a una bolsa que lleva incorporada, evitando cargar el filtro de la bomba. Una vez, culminado el proceso, las bolsas deberán vaciarse después de hacer cada limpieza.

ü  Eléctricos: Ofrece muchísimas ventajas respecto a los anteriores y son los que están más de moda, ya que representa la mejor opción al momento de limpiar tu piscina. Gracias a que se hace de forma muy rápida, potente y precisa, porque funciona de manera autónoma. Van separados del sistema de filtración, por lo que no tendrás que ponerlo en marcha más tiempo del necesario. Aunque implica una inversión mayor, es lo más recomendado para ti.

ü  Robots limpiafondos: Han resultado ser la estrella de estos equipos, por su rapidez, precisión y eficacia. Trabajan solos, por su propia cuenta lo único que tendrás que hacer es introducirlo en la piscina y conectarlo, luego desconectar y retirarlo. Se mueven sobre ruedas por el fondo y las paredes, para dejar el área completamente impecable. Son los más costosos del mercado.

ü  Limpiafondos de batería: Utilizan una batería recargable que le permite mayor autonomía. Sin embargo, son más recomendados para piscinas inflables o las desmontables que no tengan depuradora.

Ventajas entre los limpiafondos eléctricos e hidráulicos

·         Ventajas de los limpiafondos eléctricos:

ü  Sus dimensiones son muy versátil.

ü  Prácticos y cómodos.

ü  Son más potentes, rápidos y precisos.

ü  Completamente autónomos.

ü  No dependen del sistema de filtración de la bomba de la piscina.

ü  Consumen menos electricidad precisamente porque no hay que activar la piscina.

ü  Su consumo medio es por debajo de 200W.

ü  Poseen su propio filtro, permitiendo no obstruir el de la piscina.

ü  Son inteligentes.

ü  Están hechos para limpiar fondo, paredes y línea de flotación (dependiendo del modelo que escojas).

ü  Se programan fácilmente una vez conectados a la electricidad.

ü  Devuelve a la piscina el agua ya procesada una vez aspirada.

ü  Encuentras los que van al enchufe y los de baterías recargables.

·         Ventajas de los limpiafondos hidráulicos:

ü  Son muy sencillos de usar.

ü  No requieren de instalación, ni programación.

ü  Son perfectos para vasos planos, que no tengan pendiente.

ü  La bomba deberá tener una potencia de ¾ caballos de potencia.

ü  No tienen consumo eléctrico.

·         Desventajas:

ü  Dependen completamente del sistema de filtración de la piscina.

ü  Toda la suciedad va directamente al filtro de la bomba de la piscina.

ü  Es difícil controlar la zona que limpia, por eso la bomba de la piscina, deberá hacer varias arrancadas y paradas para que el barrefondo se coloque en lugares diferentes.

Finalmente, nuestra mejor recomendación es que elijas un limpiafondos automático que sea eléctrico, ya que son muchos los beneficios y ventajas que te ofrece. Sin embargo, tú tienes la última decisión, de escoger el que más te convenga, según las dimensiones de tu piscina, tus necesidades y presupuesto.

Por último y no menos importante, recuerda que para que tu piscina siempre esté a punto, será necesario reequilibrar tanto el PH como el contenido de cloro, una vez hayas aplicado el limpiafondos automático. Asimismo, para que la limpieza sea más efectiva, te recomendamos usar previamente un recoge hojas para que evites que el equipo retire la suciedad más grande y tenga mayor durabilidad.

También es muy importante, a la hora de realiza el mantenimiento de tu equipo; es limpiar el filtro al final de cada ciclo de limpieza, así como, de cambiar los cepillos una vez finalizada la temporada de baño y calor.

¡Así que después de esto, solo te queda disfrutar de un rico chapuzón!

Comments (0)

No comments at this moment
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.